Casas Astrológicas

Las Casas Astrológicas

CASA I. Ascendente determinado por la hora de nacimiento de la persona. Es como la tarjeta de presentación de ésta, su imagen externa, su estilo personal, su forma de hacer las cosas. También puede dar una pista de cómo es físicamente o como es su manera de vestir. Así pues una persona con la energía expansiva del planeta Júpiter en el Ascendente puede ser grande y corpulenta. A la vez, alguien con Venus en ésta casa será muy atractivo y seductor, tanto físicamente como en su manera de ser. Esta casa refleja también el cristal de las gafas con las que uno ve el mundo. Uno puede verlo a través del cristal de Piscis y otro de Virgo, y así el primero será intuitivo e idealista en su forma de captar el mundo y el segundo detallista y observador.
Una persona con el Ascendente en Libra entra en las situaciones de forma amistosa, mientras la otra con Ascendente en Capricornio puede parecer a primera vista muy seria y responsable.

CASA II. Este escenario está relacionado con el esquema de posesiones y recursos con que cuenta una persona; tiene que ver con la forma en cómo se relaciona con el dinero y cómo lo gasta. Pero también con las cualidades personales, ya que refleja lo que le da seguridad al individuo. Así pues, una persona con el planeta Urano en Casa II puede tener altibajos y cambios financieros, a la vez puede contar con recursos de originalidad e inventiva. Puede estimularle jugar a la bolsa y sentir que es muy importante ser independiente a nivel económico. Mientras otra persona con el planeta Júpiter en ésta Casa tenderá a contar con una protección económica a lo largo de la vida y tendrá siempre dinero cuando lo necesita, a la vez que podrá ser generosa y derrochadora; le gustará gastar el dinero en viajes, será expansiva y espléndida. A un individuo con el signo de Escorpio en Casa II le conviene mover y transformar su economía y en cambio a uno que tenga a Libra en ésta posición le convendrá ser equilibrado con sus recursos y gastos.

CASA III. Es el escenario del medio ambiente y la comunicación de la persona. Indica como es su vecindad y también su manera de pensar y compartir sus ideas. También refleja la relación que tiene con sus hermanos, así como sus años de escolaridad. Por otro lado, también habla de los viajes a lugares cercanos y de cómo el sujeto se mueve en ellos. Así pues un individuo que tiene a Saturno en Casa III puede tener vecinos mayores, que busque la profundidad en la comunicación, que sus hermanos sean del signo de Capricornio o muy serios, que haya habido problemas en su primera escolaridad y que no le guste demasiado conducir. Mientras que si tiene a Mercurio en éste escenario, tendrá comunicación con sus vecinos y hermanos, será inquieto, charlatán y curioso, sus primeros años de escolaridad habrán sido brillantes en los estudios y, seguramente, le gustará mucho viajar y desplazarse. Una persona con Virgo en Casa III poseerá una mente analítica y la que tenga a Sagitario en ésta Casa tenderá a tener un pensamiento filosófico.

CASA IV. Esta Casa se abre en un ángulo importante como el ascendente. Es el punto más profundo del horóscopo, llamado fondo del cielo o Imun Coeli refleja las raíces, los orígenes, el punto más interior. Puede verse en ella como es la familia de origen de la persona, el hogar de su niñez, también refleja su casa, que atmósfera tiene y a la vez su alma, entendida como Casa interior. Así pues, una persona con Sagitario en ésta Casa puede haber nacido en un hogar tradicional, con padres mayores y tener problemas con alguno de ellos, necesitará trabajar en profundidad para hallar su propia fuerza interior. Mientras que otra persona con el Sol en ésta posición sentirá que son muy importantes sus raíces, recordará una infancia luminosa, tendrá una figura de padre esencial y necesitará su propia casa. Así mismo, alguien que tenga a Acuario en Casa IV buscará un hogar ideal. En cambio, el que tenga a Cáncer en ésta Casa se sentirá como en un refugio, como en el vientre de su madre antes de nacer.

CASA V. Es el sector del juego, donde la persona se relaciona con el “iño Interior” que lleva adentro. Es así mismo, la Casa del auto-descubrimiento y la creatividad, del verse uno a través de los ojos de los demás como ser especial y único. Es la seguridad que da el despertar inquietudes en los otros y, por lo tanto, la casa de los amores y la seducción. También es el sector de los hobbes y los placeres de la vida. Es el escenario en que uno da a luz una obra de arte, un amor o un hijo. Una persona que tenga el planeta Saturno en ésta Casa puede tomarse el juego demasiado en serio y a la vez ser insegura respecto a si gusta a los demás. También puede atraer a enamorados de cierta edad. En cambio, el sujeto que tenga a Venus en Casa V puede canalizar ésta energía a través del arte, asistir a galerías y conciertos y ser un gran seductor en el amor. Así mismo, la persona que tiene a Acuario en ésta Casa puede tener aficiones originales, mientras que el que tiene a Piscis podrá ser una aficionada a la poesía o al mar, además de ser muy romántica y soñadora en el juego del amor.

CASA VI. Es la casa de la adaptación al mundo cotidiano, la salud, el servicio y el trabajo obligado. Revela como una persona integra la mente y la Psiquis. En éste escenario puede verse lo que pide una persona a su trabajo, a que tipo de trastornos de salud es más susceptible y qué hábitos tiene. De esta manera, un individuo con el planeta Urano en éste sector se sentirá más el mismo si puede trabajar a su aire como free lancer en un horario regido de oficina, puede ser susceptible a sufrir trastornos nerviosos y no se adaptará demasiado a una rutina cotidiana. Mientras que otra persona con la Luna en ésta casa puede tender a trabajar con mujeres, tener oscilaciones de energía durante el día y su estómago será el punto débil de su organismo; además, seguramente, será un tanto variable en sus hábitos. En cambio alguien que tenga Géminis en Casa VI puede alternar dos trabajos distintos, mientras que otra persona que tenga a Libra en ésta Casa dará importancia a un ambiente armonioso en su atmósfera laboral y tenderá a trabajar en el mundo legal o en el artístico y a saber utilizar su diplomacia, sentido de la justicia y don de gentes.

CASA VII. Es el tercer ángulo importante de la esfera del horóscopo. Es el llamado “descendente” –que, en clara oposición al ángulo del ascendente, refleja la relación del “yo” con el “tú” y, en general, el encuentro con los demás. Es el escenario de las relaciones de pareja cuando han pasado a ser algo más que un flirt y también el de las asociaciones. Refleja así mismo el tipo de pareja que uno tiende a atraer a su vida y que, a veces, por compensación, suele poseer el rasgo de carácter que uno ansía y que le falta. La persona que sea de Virgo de Ascendente tendrá a Piscis en Casa VII, lo que indica que para equilibrar su lado crítico y observador quizás se sienta atraída por parejas soñadoras e idealistas, que son caóticas en la vida cotidiana. Si un sujeto tiene a Mercurio en la Casa VII indicará que sus relaciones con los demás serán muy importantes para aprender y que buscará la comunicación en su pareja como algo básico. Mientras que el individuo que tiene Plutón en ésta Casa tenderá a vivir relaciones intensas y apasionadas, que le transformarán, pero en las que también puede haber engaños, celos y traiciones, por lo tanto deberá aprender a ser integro.

CASA VIII. Es una de las áreas más complejas del horóscopo ya que rige la regeneración, los procesos de transformación interna y los mecanismos de unión dónde uno debe abandonar el ego para fundirse con el otro, con el “no-yo” y el cosmos. Si la Casa V representa el juego amoroso y la seducción, la Casa VII la relación de pareja estable y el matrimonio como asociación, la Casa VIII implica una relación más intensa y profunda, más íntima y compleja. Es el sector del Sexo y de la Muerte. Es también la Casa de la Magia y lo Oculto, del inconsciente y del poder. También es el sector de las herencias, el dinero que se recibe de los demás. En ésta Casa los instintos de posesión, territorio y poder son más fuertes y uno debe transformarlos. Una persona con Mercurio en éste sector puede sentir curiosidad por todas éstas áreas que se han considerado tabú, puede ser un Psicoanalista, un Sexólogo o un Economista, por ejemplo. Mientras que quien tiene a Saturno en ésta Casa puede sentir miedo a la muerte y a la entrega sexual, además de tener problemas de herencias; también puede indicar muerte en la vejez. Una Casa VIII en Piscis puede llevar a la persona a sentir miedo de morirse ahogada o a vivir confusiones en asuntos bancarios o también, a ponerse en el lugar del otro en sus relaciones de pareja. Mientras una Casa VIII en Escorpio indica que la persona tiene gran capacidad de regeneración y una atracción instintiva hacia el sexo, la muerte y el poder; hay una gran equivalencia entre la Casa VIII y el signo de Escorpio.

CASA IX. Es el área de los grandes viajes, el conocimiento superior, la ética y la religión. En la antigüedad sólo los religiosos podían acceder al saber y al conocimiento, por ésta razón, para poder cursar estudios universitarios un hombre debía iniciarse como sacerdote y vivir en una orden religiosa. Es quizá por esto que la casa del conocimiento superior y la religión son la misma en su origen. Este es también el escenario donde el individuo se mueve buscando un sentido de vida, una respuesta, ya sea mediante largos viajes al exterior, una carrera universitaria o un viaje a su interior. Es la casa más filosófica, donde uno halla y busca una visión global de la vida. Una persona con Venus en éste sector ama el conocimiento, y para ella es importante aprender algo nuevo cada día. Al mismo tiempo es posible que se encuentre con experiencias venusinas en sus largos viajes de los que disfrutará mucho, y tenga amoríos con extranjeros. Mientras que otra persona con Saturno en éste sector puede tener miedo a que su vida no tenga sentido y empezar así una larga búsqueda, al mismo tiempo que puede tener problemas y obstáculos en sus viajes largos. En cambio, alguien que tenga a Aries en ésta Casa puede ser un gran inspirador filosófico para los demás o un luchador definido de sus ideas. Mientras que la persona que tiene a Géminis en Casa IX puede tener más de un estudio universitario y ser inquieta y curiosa en la búsqueda de un sentido para su vida

CASA X. Es el cuarto ángulo importante de la esfera astrológica. El eje espiritual que surge del fondo del cielo de la casa IV asciende al punto de máxima elevación, que es “el Medio Cielo”. Es la casa del honor, la vocación y la profesión libremente elegida, donde uno se realiza. También se aprecia en ella la relación del sujeto con el status social. Así mismo representa a la madre. El planeta que se halle en este sector estará especialmente dinamizado cuando la persona llegue a la treintena de años y se realice vocacionalmente. Una persona con Urano en esta casa puede desempeñar una profesión innovadora y original, que no corresponde a su situación social, y por la que va a adquirir singularidad. En cambio alguien con Saturno en este sector puede ser muy ambiciosa a nivel de status y vocación, a la vez que sentir el miedo a no realizar su trabajo de forma perfecta. Así mismo, Piscis en esta casa puede indicar una vocación idealista y entregada y Leo: la necesidad de destacar y realizar su vocación de forma creativa y apasionada.

CASA XI. Es la casa de los ideales, los proyectos futuros y los objetivos. También es la casa de la amistad, los contactos diarios y las relaciones platónicas, de la relación del individuo con los grupos. Mientras que la familia no se elige, los amigos si se pueden elegir y la amistad se construye día a día con una base de igualdad y entrega no interesada. Una persona con Neptuno en ésta Casa puede ser muy idealista respecto a sus amistades, ver lo que sólo quiere ver de sus amigos y en consecuencia sufrir muchos desengaños. En cambio, alguien con la Luna en éste sector puede tener muchas amistades femeninas, hacer de madre de sus amigos y mantener quizás, amistades desde la infancia. Así mismo una persona con Virgo en ésta posición puede ser muy servicial con sus amigos, pero también excesivamente críticas. Mientras que un sujeto con Sagitario en Casa XI suele ser muy expansivo; a él la alegría de sus amigos le aporta un sentido a su vida.

CASA XII. Es el área más oculta del horóscopo. Aquí van a parar todas las situaciones escondidas y lo que está encerrado y confinado. Es, pues, tanto el área del inconsciente como de los hospitales y las cárceles, dónde uno se encuentra encerrado. Con muchos planetas en ésta Casa uno puede elegir ser el médico o el enfermero crónico, depende de la actitud que tome ante la vida y de sus experiencias de reclusión. Así mismo es el escenario de la vida personal. Los planetas que halla en ésta Casa nos informarán de lo que el Bebé a captado de su madre durante la gestación. De esta manera, con Urano en Casa XII, el Bebé puede haber interiorizado el nerviosismo y la inquietud de su madre. También puede ser una persona que valore mucho la libertad y la independencia. En cambio una persona con Mercurio en ésta Casa suele guardar muchos secretos, sentir curiosidad por las materias ocultas y no decir lo que piensa. Alguien que tiene a Virgo en ésta posición puede tener obsesiones ocultas que se manifiestan en el inconsciente a través de los sueños. La persona con Leo en éste sector es probable que sienta la necesidad de brillar y destacar a nivel interior.